La marca Virginie Verrier

Virginie Verrier diseñadores

Virginie Verrier se instala en Barcelona para finalizar sus estudios de Bellas Artes en la Escola Massana. Una maleta con cuatro modelos confeccionados por ella misma, sus patines y su máquina de coser es todo lo que lleva consigo en aquél viaje.

Tras varios años confeccionando sus propias prendas, las que ella misma utiliza y las que sus amigos y conocidos le encargan, en  2005 se decide a comercializarlas. En un primer momento lo hace bajo la marca Aubergine. Se trata de diseños básicos y fáciles de llevar en el día a día. De esta época la diseñadora destaca uno de sus básicos por excelencia, el vestido Aubergine, en sus diferentes versiones.

En 2009 crea su propia marca, Virginie Verrier. Se trata de un sello, cargado de sentimiento, a través del cual produce prendas, en su mayoría femeninas, así como una línea de accesorios. Sus creaciones son un reflejo del ser, ligado al estado de ánimo tanto de quien lo produce como de quien lo utiliza, basándose en prendas de autor atemporales. Piezas de diseño con un claro sello personal.

Virginie Verrier existe para desarrollar un tipo de moda muy personal, que permite que cada cliente se exprese y se refleje con las prendas que usa y cómo las usa. Desarrolla su creatividad a partir de la necesidad de crear piezas útiles y modulares, prendas funcionales, prácticas y polivalentes. La mayoría de las piezas tienen múltiples formas de uso, y son fácilmente personalizables de acuerdo a su función. Se trata de prendas ideales para una mujer moderna a la que le guste experimentar y jugar y que quieran sentirse a gusto, modernas y especiales.

De la mano de Shingo Sato…

Virginie Verrier asistió a la master class impartida por Shingo Sato en el Institut Català de la Moda, en Barcelona. Una experiencia única en la que el diseñador japonés, a través de un taller teórico-práctico, compartió con los alumnos su creativo e intuitivo modelo de creación

Técnica TR – Transformation Concept of Reconstruction.

Su figura representa una de las más innovadoras en el área del patronaje y la confección a nivel mundial. Cuenta con experiencia académica y práctica en las más prestigiosas escuelas de moda de Nueva York, Londres o París y en las pasarelas de Milan y Tokio, entre otras. Con su Técnica TR, Sato plantea un cambio revolucionario, suprimiendo líneas de costura que tradicionalmente habían resultado indispensables para el montaje de las prendas, y reemplazándolas por cortes asimétricos que dan como resultado un novedoso uso de los volúmenes. Combinando los fundamentos del patronaje con la tradición del origami japonés, consigue la creación de grandes volúmenes y estructuras. Se trata de una técnica muy intuitiva y orgánica, diferente a los métodos tradicionales de patronaje, que da como resultado una suma de bellas formas y siluetas, con excelentes acabados.

By Virginie Verrier, en Master Class de Shingo Sato

By Virginie Verrier, en Master Class de Shingo Sato

Con la característica rigurosidad japonesa,  aderezada con grandes toques de humor, Sato comparte sus teorías por las aulas de las escuelas de todo el mundo, cuestionando y rompiendo con el legado tradicional del patronaje y compartiendo con sus alumnos toda una revolución histórica para el diseño.

Para Virginie Verrier, el contacto con Shingo Sato ha representado una vuelta a sus inicios,  conectando de nuevo con la esencia de las formas escultóricas. Una nueva fuente de inspiración y creatividad que veremos materializada próximamente en sus creaciones.

Esta técnica ha despertado tanto interés en la diseñadora, que no quiere dejar de aprender de este gran maestro y ya está pensando en seguir las clases de su máster de 5 meses. Iremos viendo los resultados en forma de nuevas incorporaciones en su showroom de Barcelona, situado en muchafibra.

Virginie Verrier, vistiendo artistas

La marca Virginie Verrier existe para desarrollar un tipo de moda muy personal, que permite que cada mujer se exprese a través de las prendas que utiliza y, sobretodo, de cómo lo hace. La diseñadora desarrolla su creatividad a partir de la realización de piezas útiles y modulares, que sean funcionales, prácticas y polivalentes. La mayoría de los diseños tienen múltiples formas de uso, y son fácilmente personalizables de acuerdo a su función. Se trata de prendas ideales para una mujer moderna, a la que le guste experimentar y jugar, y que quiera sentirse a gusto a la vez que especial. Algunas de sus piezas más transgresoras pertenecen a su colección Push-Up, creada en 2011, sensual, rompedora y muy femenina. Pensada para personas con ganas de prendas atrevidas y fuera de lo común, perfectas para gente del mundo del arte o del espectáculo que quieran marcar la diferencia. Y una de ellas es Valérie Brusauro. Diva4 para fb Fan incondicional de los diseños de Virginie Verrier, aprovecha cada exposición que inaugura y cada evento al que acude para lucir alguna de sus prendas más exclusivas. En la foto, tomada durante la feria del lujo Excellence Life en Barcelona, luce el blusón semitransparente modelo ACA. Conocida como Diva, esta artista plástica de origen francés,  quedó prendada por los cristales de Swarovski hace ya una década.  Para ella fue un auténtico descubrimiento que marcó un antes y un después en su trayectoria profesional. Fascinada por este material, decidió crear un nuevo concepto artístico, encajando arte y lujo en la decoración de interiores. Se trata de mezclar el arte con la funcionalidad. Adapta sus creaciones  a distintos soportes, como puertas, paredes, mesas o interruptores, convirtiendo estos objetos cotidianos en exclusivas piezas de arte. Cada una de sus obras es resultado del diálogo interno que se establece entre el artista y la propia pieza, en un proceso en el que la luz adopta un papel primordial. La luz es la razón de ser de las creaciones de Diva. Gracias a las particulares propiedades de los cristales, y al reflejo que proyectan a través de sus múltiples caras, la artista es capaz de introducir la luz en sus obras, dotándolas de volumen y color. Diva3 para fbLa luz se proyecta sobre la pintura y nos hace sentir la magia de la existencia” El resultado, obras bellas, elegantes y repletas de vida. Una vez más, la moda y el arte se dan la mano para deleitarnos con creaciones repletas de personalidad y cargadas de fuerza.  Dos artistas, Virginie Verrier y Diva, que dan rienda suelta a toda su creatividad y se abren paso con sus obras más personales, cada una en sus respectivas disciplinas creativas y artísticas.

Virginie Verrier, diseño y compromiso

IMG_3627 para FBLa sociedad se encuentra inmersa en un consumismo veloz y barato: novedades, a precios muy bajos, desechadas en un corto periodo de tiempo. Una exagerada rotación  de stocks y un constante lanzamiento de nuevas colecciones, que se traducen en un consumo feroz e inconsciente con graves consecuencias sociales y medioambientales. Se generan muchos residuos y se agotan los recursos naturales del planeta.

Cada vez son más los diseñadores que se unen a la causa de la moda sostenible. Su voluntad por recuperar el equilibrio perdido en la industria de la moda, les lleva a buscar un modelo de producción y de consumo sostenible sin renunciar al estilo.

Y  Virginie Verrier es una de ellas. Se revela frente al consumismo exagerado y en pro de la sostenibilidad y de la conservación de los recursos. Gran parte de sus iniciativas y proyectos poseen una clara vertiente social y comprometida que les otorga un sello muy personal.

La filosofía de la diseñadora se sustenta sobre 3 conceptos muy claros: Fondo de armario. Prendas que se adaptan a las distintas ocasiones del día y de la noche, abiertas a la imaginación de quien las utiliza. Productos 1 de 20. Producción limitada de cada uno de sus diseños, garantizando así una exclusividad a sus clientas. Menos es más. Fiel a la idea de menos piezas, más looks, huye del consumismo masivo a través de  diseños polivalentes que acaban convirtiéndose en básicos atemporales.

En este sentido, una de las mayores preocupaciones de Virginie Verrier gira alrededor de la materia. Venera la materia, gracias a ella se puede expresar y por ello no quiere desperdiciar ni un gramo. No suele tirar nada, todo se puede reciclar. Y éste es un motivo más por el cual sus producciones son limitadas. No quiere acabar con las reservas de la tierra realizando modelos de temporada. Huye de la moda efímera, quiere volver al fondo de armario, a las prendas básicas que pueden combinarse de mil maneras y nunca pasan de moda. En este sentido, los complementos juegan un papel imprescindible, capaces de marcar el carácter de la mujer y la tendencia del momento.

Para acabar de comprender su concepto "menos es más" os invitamos a ver este vídeo.

La petite robe noire de Virginie Verrier

Petite Robe Noire Virginie Verrier diseñadoraLa polémica sobre las tallas se recrudece estos días. El lanzamiento de una nueva colección, supuestamente de tallas grandes, por parte de una de las grandes marcas españolas del retail, ha vuelto a poner el tema sobre la mesa. Sobre cuáles deberían ser o no los cánones del “tallaje oficial” y sobre como el público se ajusta a ellos, se ha hablado largo y tendido. Cada vez son más las marcas que comercializan una línea de tallas grandes, pero… ¿Qué es una talla “grande”? sin duda la respuesta tiene mucho de subjetivo.

En medio de esta polémica, diseñadores independientes, como es el caso de Virginie Verrier, resuelven el tema creando piezas versátiles y adaptables a la constitución de cualquier mujer. Coco Chanel instauró, allá por los años 20, La petite robe noire, un clásico esencial, elegante y funcional que toda mujer debía tener en su armario. Ahora, Virginie Verrier crea su particular “pequeño vestido negro” apto para todo tipo de mujer. Su fina tela se adapta al cuerpo, marcando la talla en caderas pero disimulando las redondeces de barriga y cintura. “Se funde con la piel allí donde debe y se despega estrategicamente en las zonas que interesa disimular“, afirma la diseñadora. Se trata de una pieza que puede lucirse de diferentes modos, ofreciendo así diversas versiones de un mismo diseño. Vestido corto o hasta las rodillas, con o sin escote, con un hombro al aire o con los dos hombros descubiertos o incluso como jersey ajustado de cuello abullonado. Los complementos pueden acabar de definir el estilo del vestido que, por su simplicidad y versatilidad, los acepta de todos los tipos. Uno de los objetivos de Virginie Verrier persigue con sus creaciones es huir del mimetismo y con este modelo sin duda lo consigue. Dos mujeres, un mismo vestido, dos looks muy diferentes…

¿Cuántas veces nos habrá pasado aquello de llevar el mismo modelito que otra invitada a la fiesta? En este caso, no es el vestido el que marca el estilo de la mujer sino la mujer la que marca su estilo en función de cómo decide lucir el vestido. En cuanto a las tallas, se han confeccionado dos únicos modelos, uno adaptable de la 36 a la 40 y el otro de la 40 a la 48, de manera que cualquier mujer puede disfrutar de este diseño que sienta como un guante. Aunque el vestido original se realizó en negro, la diseñadora ha creado posteriores versiones en diferentes tejidos y estampados. Todos disponibles en el showroom de la diseñadora, ubicado en muchafibra, c/ Carretes 13  Raval, Barcelona.

Los medios posicionan a Virginie Verrier y muchafibra

VirginieVerrier_Showroom_Barcelona

Virginie Verrier, un plan perfecto en El Raval.

Las últimas apariciones en prensa escrita confirman algo en lo que venimos trabajando duro desde hace tiempo: muchafibra se afianza como una de las propuestas destacadas del sector moda en El Raval. Este emblemático barrio barcelonés, situado a un lado de Las Ramblas, ha cambiado durante los últimos años, pasando de ser una zona marginal a un barrio moderno, multicultural y repleto de arte, moda y nuevas tendencias.

El último número de la revista Lufthansa Magazin, presenta el espacio de moda de Virginie Verrier como la guinda de un plan perfecto en el barrio. Junto a establecimientos de la talla del Hotel Barceló Raval, el restaurante Dos Palillos o el Centro de cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), las compras en Virginie Verrier garantizan el cierre de un día completo. Tras un buen descanso, grandes dosis de cultura en uno de los centros de referencia de la ciudad y una deliciosa comida oriental con estrella Michelin incluida, las compras en este establecimiento, dotado de gran encanto y ubicado dentro del centro de producción textil muchafibra, harán las delicias de aquellos que busquen diseños exclusivos y originales. Desde aquí, queremos agradecer a todos los que nos van descubriendo y valorando día a día. Vamos a seguir dejándonos la piel para ayudar a cumplir los sueños  de todas las personas que,  como nosotros, sientan auténtica pasión por la moda.

Virginie Verrier en muchafibra

C/ Carretes, 13, Barcelona T.93 566 51 57

Push-Up, la colección más transgresora de Virginie Verrier

  para shop'Un viaje inspirador... 

Aquél verano, por fin, me decidí a viajar a Polonia para visitar a Nadège, una buena amiga de la universidad a la que hacía años que no veía. Yo estaba instalada en Barcelona donde, a la vez que terminaba mis estudios, había empezado a desarrollar algunos de mis proyectos profesionales, entre ellos, mi taller Muchafibra. Nadège vivía en Polonia por amor. Ella y Dominique se habían trasladado a un pueblecito cercano a Varsovia 3 años atrás. Nunca hubiera imaginado que aquél viaje iba a resultar una inspiración para una de mis coleccionesNadège y Dominique  me recibieron un viejo taller, una caótica carpintería que, en las profundidades de su alargada silueta, escondía lo que en el pasado había sido una pequeña tienda de lencería. Asombrosa combinación, pensé. Me explicaron que estaban trabajando en la remodelación de la carpintería, ese iba a ser su futuro negocio, y que para ello debían deshacerse de todo el material lencero. Lo iban a tirar todo y me dolía en el alma el simple hecho de pensarlo, así que le pedí a Nadège que me dejara quedar un par de horas a solas en aquella trastienda. El resultado: dos camionetas repletas hasta arriba, de copas, aros, tirantes, corchetes y algunas piezas de maquinaria, que llevé conmigo en el viaje de vuelta.Una vez en Barcelona, me tocaba pensar en qué podía emplear todas aquellas piezas. La idea tardó 2 años en gestarse, tiempo durante el cual, cientos de sujetadores desmembrados ocuparon un rincón de mi taller. Y finalmente la inspiración llegó. Recuperé un viejo pensamiento que había planeado por mi mente en cientos de ocasiones. Lo habíamos comentado infinidad de veces, con los amigos, entre copas y risas… ¿Qué es lo que realmente mueve al mundo? La respuesta, tan frívola como real… El futbol y las tetas mueven masas.

 Así es como la diseñadora Virginie Verrier relata el sorprendente origen de una de las colecciones más transgresoras de toda su carrera. Como si de una película se tratara, un inesperado viaje supuso el nacimiento su Colección Push-Up. Un total de 20 piezas con un diseño basado en el cuerpo de la mujer, con todas sus curvas y redondeces, muy sensual. Los volúmenes se pasean por todo el cuerpo, instalándose en rincones inimaginables - Hay tetas hasta en las rodillas - comenta divertida. Las copas y los aros de sujetador se encuentran estratégicamente colocados por todo el cuerpo, ofreciendo un original y sorprendente resultado. Para su creación,  Virginie Verrier se encargó del desarrollo artístico y diseño de todas las piezas, aunque contó con la colaboración de Lelly Tsiskarauli para diseño y costura de 7 piezas y  de Marine Peyart en costura. Se trata sin duda de una de las colecciones más sensuales, rompedoras y femeninas de la diseñadora. Desde aquí os invitamos a descubrirla en Virginie Verrier Facebook. Os quedareis con la boca abierta.

Barcelo Fashion Shoot with Victoria Edwards - MM

Las creaciones más singulares de Virginie Verrier a la venta en Coshop

Virginie Verrier, diseñadora francesa licenciada en Bellas Artes, crea, transforma y diseña anteponiendo la materia a cualquier otro aspecto del proceso creativo. “Visto, transformo, sueño, realizo… Mi moda no se detiene en el cuerpo, va más allá”.

Comprometida y provocadora, posee una  larga trayectoria profesional, habiendo  participado en proyectos muy dispares a lo largo de su carrera. Desde el principio ha querido mantenerse al margen de lo convencional y de la vertiente más superficial del sector moda, desarrollando por el contrario un trabajo más personal, sin descuidar nunca la vertiente social. Su filosofía pasa por huir del consumismo masivo, creando piezas únicas, originales y atemporales, que permitan a la mujer reinventarse día a día: pocas piezas, muchos looks.

El próximo sábado 16 de noviembre Coshop inaugura su 2º Showroom Corner Design, en él participarán 15 jóvenes diseñadores locales que compartirán espacio con el resto de diseñadores residentes. Virginie Verrier será una de los 15, presentando sus colecciones durante 5 días.

Coshop se define a sí misma como tienda colaborativa de marcas y diseñadores de moda sostenible. El proyecto pretende dar una oportunidad  a los creadores independientes para mostrar y vender sus productos en una tienda ubicada en El Born, uno de los barrios más bohemios, artísticos y emblemáticos de Barcelona. Un único requisito para poder participar en el proyecto: los diseñadores que expongan deben cumplir con los estándares de responsabilidad social y medioambiental.

Se trata pues de un proyecto en el que Virginie Verrier encaja como anillo al dedo, ya que todas las iniciativas y proyectos que ha desarrollado a lo largo de su carrera poseen una clara vertiente social, Mucha Fibra, Festival Paso de Zebra, Jardines Colgantes del Raval, … Todos ellos desarrollados en El Raval, barrio barcelonés con el que la diseñadora se siente enormemente comprometida.

Os invitamos a conocer un poquito más a Virginie Verrier a través de esta entrevista concedida en 2012 a TV Ciutat Vella.

http://www.tvciutatvella.com/component/jtvcontent/article/3679-una-dissenyadora-que-fa-puntades-solidaries

07

Upcycling

El pasado martes acudí a una charla muy interesante sobre el Upcycling, concepto que lleva años funcionando sobre todo en Alemania, Reino Unido, países nórdicos y EE.UU, y que parece que poco a poco se va instalando en España.

La ponencia corría a manos de Virginia Rondeel en la escuela Felicidad Duce.  La diseñadora y experta en eco-fashion, lleva años dedicándose al mundo de la moda sostenible entre Berlín y Barcelona.

 

¿Qué entendemos por Upcycling?

El concepto habla de transformar objetos sin uso, en objetos de gran calidad, ya sea empleando un diseño nuevo, dándole otra función o mezclándolo con otros objetos, con la finalidad de que se vuelva a usar.  ¿Para qué? Para ahorrar, no comprar por comprar y para proteger al medio ambiente.

¿Qué va mal?

Muchas cosas.

En el caso de España, sabemos que las grandes empresas han conseguido gran parte de su capital fabricando en países donde los trabajadores no están amparados por una ley del trabajo y reciben salarios irrisorios a cambio de jornadas de 14 o más horas al día. Y no hablemos ya de la explotación infantil. Y mientras en España, sube y sube el paro y crecen las diferencias entre clases sociales.

Si hablamos de los materiales empleados, se usan productos tóxicos para el ser humano, que a su vez son arrojados a desagües que van a parar a los ríos, y así hasta que llega a nuestro plato. Un círculo vicioso del que tenemos que escapar.

Soluciones

La principal solución, y espero que algún día no sea utópica, sería que los ricos no se hicieran ricos a costa de los pobres, para que algún día vivamos en un mundo más justo para todos.

¿Cómo conseguirlo?

  • Mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y no utilizar a menores.
  • Utilizar tejidos y materiales ecológicos, tejidos reciclados y productos que a la hora de fabricar no dañen al medio ambiente, es decir, cradle to cradle, emplear materiales que respeten el medioambiente y que sean fácilmente reciclables.
  • Zero waste: concepto que defiende el no desechar ningún elemento que se haya utilizado en la elaboración de un producto y que también se podrían emplear para realizar otro. Por ejemplo, a la hora de hacer una falda, evitar desperdiciar la tela, y si sobra, emplearla para hacer otra cosa.

Virginie Verrier –muchafibra & Upcycling

La filosofía de Virginie Verrier y muchafibra consiste en  coger lo que la gente no quiere, utilizarlo para sacar otro objeto y lo que no sea útil, entregárselo a quién le pueda dar otra utilidad y así continuar con el círculo.

Acciones que se realizan bajo el concepto Upcycling:

  • Alguien entrega un abrigo en la asociación. De ese abrigo, los diseñadores crearán otro abrigo o una falda y una chaqueta y/o complementos.
  • Tras sacarle el máximo partido al abrigo entregado, los retales que sobran, son entregados en centros culturales con los que colaboran para que los utilicen en la elaboración de pequeñas piezas artísticas que después se venderán y lo que sobre, acabará formando parte de un muñeco para los niños.

Esperemos que os parezca interesante el tema del Upcycling porque continuaremos en los próximos post.