Push-Up, la colección más transgresora de Virginie Verrier

  para shop'Un viaje inspirador... 

Aquél verano, por fin, me decidí a viajar a Polonia para visitar a Nadège, una buena amiga de la universidad a la que hacía años que no veía. Yo estaba instalada en Barcelona donde, a la vez que terminaba mis estudios, había empezado a desarrollar algunos de mis proyectos profesionales, entre ellos, mi taller Muchafibra. Nadège vivía en Polonia por amor. Ella y Dominique se habían trasladado a un pueblecito cercano a Varsovia 3 años atrás. Nunca hubiera imaginado que aquél viaje iba a resultar una inspiración para una de mis coleccionesNadège y Dominique  me recibieron un viejo taller, una caótica carpintería que, en las profundidades de su alargada silueta, escondía lo que en el pasado había sido una pequeña tienda de lencería. Asombrosa combinación, pensé. Me explicaron que estaban trabajando en la remodelación de la carpintería, ese iba a ser su futuro negocio, y que para ello debían deshacerse de todo el material lencero. Lo iban a tirar todo y me dolía en el alma el simple hecho de pensarlo, así que le pedí a Nadège que me dejara quedar un par de horas a solas en aquella trastienda. El resultado: dos camionetas repletas hasta arriba, de copas, aros, tirantes, corchetes y algunas piezas de maquinaria, que llevé conmigo en el viaje de vuelta.Una vez en Barcelona, me tocaba pensar en qué podía emplear todas aquellas piezas. La idea tardó 2 años en gestarse, tiempo durante el cual, cientos de sujetadores desmembrados ocuparon un rincón de mi taller. Y finalmente la inspiración llegó. Recuperé un viejo pensamiento que había planeado por mi mente en cientos de ocasiones. Lo habíamos comentado infinidad de veces, con los amigos, entre copas y risas… ¿Qué es lo que realmente mueve al mundo? La respuesta, tan frívola como real… El futbol y las tetas mueven masas.

 Así es como la diseñadora Virginie Verrier relata el sorprendente origen de una de las colecciones más transgresoras de toda su carrera. Como si de una película se tratara, un inesperado viaje supuso el nacimiento su Colección Push-Up. Un total de 20 piezas con un diseño basado en el cuerpo de la mujer, con todas sus curvas y redondeces, muy sensual. Los volúmenes se pasean por todo el cuerpo, instalándose en rincones inimaginables - Hay tetas hasta en las rodillas - comenta divertida. Las copas y los aros de sujetador se encuentran estratégicamente colocados por todo el cuerpo, ofreciendo un original y sorprendente resultado. Para su creación,  Virginie Verrier se encargó del desarrollo artístico y diseño de todas las piezas, aunque contó con la colaboración de Lelly Tsiskarauli para diseño y costura de 7 piezas y  de Marine Peyart en costura. Se trata sin duda de una de las colecciones más sensuales, rompedoras y femeninas de la diseñadora. Desde aquí os invitamos a descubrirla en Virginie Verrier Facebook. Os quedareis con la boca abierta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>